Apple Pippin, la consola de Apple y Bandai

Para empezar dejemos algo claro, la primera intención de Apple por entonces conocida como Apple Computer nunca fue fabricar su propia consola de videojuegos, en realidad la idea central de la consola protagonista de este post era ser un producto licenciado, es decir, que terceros fabricaran “sus versiones” a partir de un diseño básico, más o menos lo que hizo Trip Hawkins con 3DO en los años noventa. Y fue precisamente en los noventa, justo el 28 de Marzo de 1995 cuando Apple decide subirse al carro de los dispositivos de entretenimiento caseros y se embarca en un proyecto que fue conocido como Pippin, en Japón se conoció como Pippin Atmark, Pippin fue un proyecto conjunto con Bandai (ahora Namco-Bandai) que suponia ¡la sexta consola competidora en aquella generación!

Apple Pippin

Aquí Pippin en funcionamiento

Pippin desde un principio fue considerada como una consola, de hecho tiene toda la pinta de serlo, el problema estaba en que ya para 1995 SEGA, Nintendo y Sony tenían bien asentados sus proyectos de cara a los usuarios, como no, estamos hablando de Saturn, Nintendo Ultra 64 y PlayStation, competir contra esos tres monstruos era una tarea casi imposible, pero de igual modo se decidió seguir con el proyecto.

Pippin posee un microprocesador RISC IBM Power PC 603 a 66 Mhz, 5 megabytes de memoria RAM que es compartida por todos los subsistemas y ampliable a 16 megabytes, 3 megabytes de memoria ROM donde alberga el sistema operativo, módem de 14.4 kbps ampliable hasta 33.6 kbps si se compraba el respectivo accesorio y que servía para conectarse al servicio @world, unidad CD-ROM 4X, sistema gráfico llamado “Tacos” (vaya nombre) que tiene la capacidad de mostrar video 8 y 16 bits, soporte nativo NTSC y PAL y algo muy importante: salida VGA, muchas de estas especificaciones le daban algunas vueltas a las de las tres consolas niponas, pero Pippin era a todas luces un computador nada optimizado para juegos.

Control de Pippin

Mando de Pippin llamado AppleJack, se parece al primer prototipo de PlayStation 3

La dura realidad es que Pippin no era más que un computador Power Macintosh adaptado y licenciado por Bandai. Es por esto que la misma Bandai se encargó de enfocar sus esfuerzos en vender la consola como un pequeño computador económico o un sistema multimedia como lo fue CD-I, las especificaciones técnicas no estaban nada mal, Pippin venía con una versión especial de Mac OS 7 enumerada como Mac OS 7.5.2 que permite funcionar una serie de aplicaciones como QuickDraw y un emulador para aplicaciones desarrolladas bajo la arquitectura Motorola 68000 entre otras.

Bandai fabricó unas cien mil unidades en Japón de las cuales se estima que se vendieron unas cuarenta mil mientras que en Europa Katz Media Productions comercializó una extraña versión de Pippin que tenía la característica de tener un puerto SCSI para conectar discos duros externos, Katz Media Productions fabricó solo unas cinco mil unidades, no se sabe si el excedente de consolas fueron enterradas en algún desierto de New Mexico junto a los cartuchos de E.T.

Mac OS 7.5.2 para Pippin

Mac OS 7.5.2 para Pippin

Uno de los factores del estrepitoso fracaso de Pippin es el mismo que muchos “Dreamers” no quieren entender hoy por hoy con aquel insisitente, recursivo y fastidioso tema de “Una Dreamcast 2”: en 1995 había un mercado donde cinco consolas de sobremesa se repartian el pastel (SEGA, Nintendo, Sony, Atari y The 3DO Company) y una sexta consola solo obtendría pérdidas, ¿Por qué? Porque según veo tres de esas cinco empresas ya tenián muy afianzada su cuota de usuarios, de todas formas poco después de su salida al mercado Bandai dejó claro que era tontería competir contra semejantes rivales lo que enfocaría su sistema como un centro multimedia.

Otro factor es derivado del primero y es que Bandai era practicamente la única empresa que desarrollaba para Pippin, este sistema se hizo tan poco atractivo para las Third Parties que solo salieron una docena de juegos, lo que como es de suponer, su catálogo de títulos es ínfimo y los pocos que aparecieron eran muy pobres técnicamente hablando, casi como lo visto en Atari Jaguar, aquella “máquina 64 bits” que tenía gráficos 16 bits…

Pippin SDK

Parte del software de Pippin, aqui un paquete de desarrollo

Su catálogo es tan pequeño que se puede listar aquí sin problemas:  AI Shougi (ASG), CineNoir (Bandai), Compton’s Interactive Encyclopedia (Bandai), Cool Craft (Bandai), Exotic Sushi (Bandai), Gundam Mobility Fleet 0079 (Bandai), Gus Goes to Cyberopolis (Bandai), Gus Goes to Koorky Carnival (Bandai), DL-Zone: Interactive Theater (Bandai), Movieoke (Bandai), Mr. Potato Head Saves Veggie Valley (Bandai), Navigator (Apple), Pegasus Prime (Bandai), Power Rangers Zeo vs. the Machine Empire (Bandai), Racing Days (Bandai), Shockwave: Invasion Earth 2019 (Electronic Arts), Super Marathon (Bungie), T-Break (Infocity), Tarot Mystery (Visit), Telebi Works (Apple), Terror T.R.A.X. (Bandai), Web Browser (Apple), un total de catorce títulos de veintidós hechos por Bandai unicamente.

Finalmente lo que terminó de condenar a Pippin al más profundo abismo del olvido fue su precio, 599 USD de salida en Estados Unidos por un sistema que no mostraba gran cosa para esa enorme masa de adolescentes granudos (me incluyo) deseosos de ver en sus pantallas conversiones de Ace Combat, Daytona USA, Virtua Fighter y ver un Mario en tres dimensiones.

En 1995 era más facil vender un add-on como 32X que no era una consola y encima para un sistema desfasado como Genesis/Mega Drive que vender un sistema “poderoso” como Pippin. Lo peor es que con dos años en el mercado y esas ventas tan marginales nunca se planteó bajarle el precio, Pippin se retiró del mercado el 1 de Septiembre de 1997 costando  los mismos 599 USD de salida.

Juego para Pippin

Super Marathon de Bungie, uno de los pocos juegos para Pippin luce muy a lo Atari Jaguar

Y como siempre sucede con todo lo que fracasa en este mundo de consolas Pippin no deja de ser un objeto de deseo importante para coleccionistas, se construyeron tan pocas unidades que existe una leyenda urbana que reza que la fabricación de accesorios superó con creces la de consolas, para ir terminando dejo un extracto de la sección “Carta de la redacción” que es la nota editorial de la revista española SuperJuegos número 45 publicada en octubre de 1995 “[…] Por último, un chasco. Este fue el que nos llevamos a ver la Pippin de Apple, que segun sus propios responsables no va a ser nada brillante respecto a sus juegos y, en cambio, dirigirá sus pasos hacia aplicaciones más multimedia. Saturn y PlayStation son demasiado fuertes, incluso para los creadores de los Macintosh.” bueno, el tiempo no solo le dio la razón a los creadores de Pippin sino que fue mucho peor porque ni para “aplicaciones más multimedia” sirvió, como dato curioso la revista PC World Magazine en mayo de 2006 colocó a Pippin dentro de los “25 peores productos tecnológicos de todos los tiempos“, casi nada.

¿Qué Apple vuelva a interesarse por el mercado de consolas? Roguemos para que no se les ocurra de nuevo, según veo: Consola a precio abusivo y hardware obsoleto: mala combinación. No gracias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s