Mig-29 Fighter Pilot (Genesis/Mega Drive)

En 1993 no eran demasiadas las empresas desarrolladoras que se embarcaran en proyectos “en tres dimensiones”, en el mercado PC era una novedad que ya estaba ganando terreno a pasos agigantados, pero en consolas era prácticamente un sacrilegio, aunque en muchos casos algunos títulos si que tuvieron buena acogida como Star Fox/Starwing, Virtua Racing y otros como el impresionane Doom de SNES. La extinta y añorada Domark se encargó de darle vida a uno de los juegos más sorprendentes a nivel técnico para la 16 bits de SEGA, Mig-29 Fighter Pilot nos pone en los mandos del polivalente caza soviético Mikoyan Mig-29 que junto al Sukhoi SU-27  fue la respuesta a los cazas norteamericanos F-15 Eagle y F-16 Falcon durante la guerra fría, cabe destacar que el F-15 Eagle fue la respuesta norteamericana al impresionante Mikoyan Mig-25 que dejó perplejo al mundo occidental durante años.

Mig-29 Fighter Pilot

Una portada como dios manda

El trabajo de Domark esta bastante bien para la máquina de SEGA a pesar de que un simulador de combate aéreo es más propio la plataforma PC, Mig-29 Fighter Pilot se sabe defender pero hay que tener algunos puntos en cuenta, el primero es la mecánica de juego, los eventos más allá de atacar y maniobar el avión se realizan pausando el juego bien sea con el botón C o el botón Start, por ejemplo si queremos levantar el tren de aterrizaje el procedimiento sería C (pausa) seleccionar la opción en un menú y continuar. Esto puede parecer terriblemente incómodo pero con seis botones a lo sumo no se puede hacer gran cosa en un género que con ciento cinco teclas también se puede quedar corto, a menos que los desarrolladores decidieran automatizar estas tareas “frívolas” lo que le restaría simulación, aunque la verdad no me hubiese importado demasiado.

Mig-29 Fighter Pilot

El cambio de cámara también se hace pausando el juego

Estamos ante un cartucho que explota muchas de las capacidades de la consola de SEGA y por ende vemos muchos elementos ausentes o recortados, por ejemplo la música se limita solo a la pantalla de presentación y a los briefings antes de las misiones, los efectos de sonido a veces ni se distinguen y los gráficos pues, poligonales y a muy bajo frame rate, de hecho hay que estar bastante claro que estamos ante un juego no pensado para funcionar fluídamente en un microprocesador Motorola 68000, es el mismo caso de Hard Drivin’, juzgarlo diecinueve años después es casi un acto de valentía total; en sus días habrá dejado la boca abierta a más de uno al saber que una máquina como Genesis podía mover gráficos poligonales.

Mig-29 Fighter Pilot

También disponemos de vistas exteriores, como todo simulador de combate

Jugablemente Mig-29 Fighter Pilot es bastante torpe, pero yo diría que la culpa la tiene el bajísimo frame rate dando la sensación de que los combates son lentos, a sabiendas de esto los programadores de la ya extinta Domark se tomaron la molestia de incluir la opción “Autostable” que permite estabilizar de un solo golpe el avión en caso de que estemos en problemas para alinearnos en frente de un objetivo o en medio de un combate, también esta la opción “Autolanding” que aterriza el caza sin tener que pasar por las decenas de horas para aprender a hacerlo sin estamparnos contra la pista. Mig-29 Fighter Pilot tiene su plus en complejidad, hay misiones de todo tipo: aire-aire, aire-tierra e incluso elementos como el abastecimiento de combustible en pleno vuelo, lo que le da un toque de espectacularidad, también podemos elegir que armas llevaremos para las misiones.

Mig-29 Fighter Pilot

Todo esta fielmente representado en Mig-29 Fighter Pilot

Domark perfecionó su trabajo de juegos poligonales con su legendario F1 para la misma consola, agregando elementos en 3D que le daban cierto realismo aunque el resto del material gráfico eran sprites, de verdad Mig-29 Fighter Pilot es una prueba de que poquísimos estudios se atrevieron con propuestas como esta, y sin chips de apoyo.

Aunque Mig-29 Fighter Pilot sea sumamente injugable hoy en día, creo que no es para tanto, con un poco de tiempo y paciencia uno puede hacerse de los mandos de este caza multirol soviético en nuestra querida Genesis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s