Ikaruga (Arcade, Dreamcast, Gamecube)

Ikaruga es un “referente mainstream” del género de los maniac shooters junto con los clásicos DonPachi y DoDonPachi de Cave entre otros, Ikaruga también es el nombre japonés que se le da a un ave y dentro del argumento es el nombre de nuestra nave principal, es ese tipo de juego que apenas lo ves y se piensa “nada, esta vaina fue hecha en Japón“, Treasure sabe muy bien como va esto, ya en 1998 se dieron a la tarea de realizar otra obra maestra que por muchos es la precuela sentimental del juego que nos atañe, estoy hablando del irrepetible Radiant Silvergun (placa Arcade SEGA SV-T y Saturn), en su equipo de desarrollo esta su mente maestra: Hiroshi Iuchi, el mismo detrás de Ikaruga.

Portada japonesa para SEGA Dreamcast

Portada para Dreamcast

Lo increíble detrás de la producción de Ikaruga es que la parte estructural esta hecha por tan solo tres personas, Atsutomo Nakagawa (Programación), Yasushi Suzuki (Diseño de personajes e ítems) y el mismo Hiroshi Iuchi (Diseño gráfico, música y producción), junto a este pequeño equipo en Treasure estaba el joven estudio G.rev responsables del posterior Border Down quienes necesitaban fondos y ofrecieron a algunos de sus miembros para este proyecto, Ikaruga, en su versión Arcade estuvo listo en tan solo dos años, tiempo récord considerando la cantidad de personas involucradas en el proyecto.

Los escenarios son dinámicos, lo que le gana mucho en vistosidad

Los escenarios son dinámicos: se mueven, rotan, giran, lo que le gana mucho en vistosidad

La versión Arcade funciona en la plataforma NAOMI, por lo que fue bastante sencillo portarlo a Dreamcast en 2002, recordemos que la última de SEGA es básicamente NAOMI con menos memoria RAM y alguno que otro detalle, en esencia en Ikaruga se trata de sobrevivir entre un mar de balas enemigas con un detalle peculiar: podemos cambiar de polaridad, si estamos en “modo blanco” las balas enemigas blancas no nos harán daño pero sí las rojas y viceversa, la cuestión esta en que nuestros enemigos combinan sus disparos muy rápidamente y ahí radica la dificultad. en saber en que modo estar en el momento adecuado. Desde luego es más fácil destruir un enemigo de un color usando balas del color contrario, esto es simplemente genial y espeluznante a la vez, es bastante duro hacerse con la mecánica de juego si vienes de juegos más tradicionales.

El diseño de unidades es magistral

El diseño de unidades es magistral

En Ikaruga encarnamos a un joven sobreviviente de la guerra de resistencia entre el éjercito rebelde Tenkaku y el imperio de Horai quienes han descubierto el llamado poder de los dioses o “Ubusunagami Okinokai” y esto les ha valido para ir poco a poco derrotando todas las naciones del mundo. Este joven, llamado Shinra tras recuperarse en una batalla (al mas puro estilo Macross Zero) cae en un pueblo llamado Ikaruga, es ahí donde un grupo de ancianos veteranos de guerra le confían una nave diseñada en secreto por ellos mismos y así seguir la lucha, esta nave recibe el nombre de Ikaruga.

Aquí dos subjefes contra nuestra indefensa nave Ikaruga

Los subjefes también poseen un gran diseño

A Ikaruga no se le puede reprochar el hecho de solo tener cinco niveles porque su dificultad bien lo vale, además es un programa Arcade y así se ha mantenido en sus conversiones a Dreamcast y Gamecube, Treasure decidió hacer un producto el cual tengas que memorizar cada nivel, cada esquina y cada movimiento, a veces al recibir la primera muerte reiniciamos todo porque no es lo que teníamos planeado para la partida, una muerte temprana puede significar la caída de todo nuestro plan de juego, hay jefes finales verdaderamente desesperantes, otros inmensos que ocupan el 80% de la pantalla, otros que combinan sus ataques de manera magistral para arrinconarnos, las primeras partidas pueden resultar realmente frustrantes, lo que no le resta espectáculo.

Kagari, piloto de primer prototipo

Kagari, piloto de Ginkei

Pero si hay algo más difícil que jugar Ikaruga, es jugarlo a dobles, para poder hacerlo el nivel de sincronización con nuestro compañero debe ser total y solo se logra tras muchas horas de práctica, mención especial a la segunda nave protagonista que dentro del argumento viene a ser una nave modificada por los ancianos del pueblo Ikaruga, esta nave recibe el nombre de Ginkei, su piloto es la joven Kagari antiguo miembro del imperio de Horai, el arte conceptual de personajes y elementos es bastante creíble, un veinte para Treasure.

Si una de estas balas rojas nos llega a tocar estando en polaridad blanca es el fin

Si una de estas balas rojas nos llega a tocar estando en polaridad blanca es el fin

Y hablando de diseño de unidades, generalmente todo el juego esta por encima de la media, comenzando por la nave protagonista la cual pareciera tener auténtica personalidad, los enemigos finales son gigantes masas de hierro dispuestos a triturarte, con aquel toque de misticismo de la era medieval japonesa, no exagera demasiado en este aspecto como el brutal M.U.S.H.A. Aleste de Genesis/Mega Drive pero si da la sensación de que vivimos en una realidad alternativa donde se mezcla mitología con tecnología, una combinación nada despreciable.

Algunos escenarios estan muy conseguidos, los giros de cámara son brutales

Algunos escenarios estan muy conseguidos, los giros de cámara son brutales

Musicalmente es una delicia, de hecho, sin temor a equivocarme Ikaruga debe presumir de estar entre las diez mejores bandas sonoras de todos los tiempos y si reducimos el círculo a lo shoot’em ups es probable que estemos ante el mejor, el mismismo Hiroshi Iuchi fue el encargado de las partituras y sumado a la presentación de los niveles (con aquel aspecto, mitad libro, mitad película épica) hacen de cada partida una experiencia lo suficientemente emocionante como para perdonarle el hecho de ser irritablemente difícil.

Ikaruga es un programa que debes probar, lamentablemente no salió oficialmente de Japón en su versión para Dreamcast, que a diferencia de la versión para Gamecube, también fue uno de esos juegos que aparecieron cuando ya Dreamcast estaba oficialmente descontinuada, de igual modo es un título sumamente raro de conseguir aunque no tanto como Radiant Silvergun, en 2008 Microsoft Studios lo portó para su plataforma Xbox Live Arcade, Ikaruga también esta presente para móviles Android, ¿alguna secuela en ciernes? le haría bien a la industria japonesa que esta bastante de capa caída.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s