Conversiones meritorias: Phoenix (Atari 2600)

Phoenix, es otro digno representante occidental de esa primera oleada de matamarcianos inspirados en el clásico Space Invaders de Taito (casualmente la misma empresa que distribuyó Phoenix en Japón), cuando se tiene corta edad poco se entiende al jugar el título de Amstar Electronics pero es un juego bastante correcto dentro de los parámetros de los ochenta y que introdujo una serie de novedades que ahora nos pueden parecer de lo más normales, no solo en cualquier matamarcianos sino en cualquier programa de entretenimiento que se precie, lanzado oficialmente en 1980 en las salas recreativas norteamericanas, Phoenix fue portado al monstruo que marcó una generación en miles de hogares: Atari 2600 dos años más tarde.

Insisto, esta tiene que ser la mejor carátula en la historia de los videojuegos
Insisto, esta tiene que ser la mejor caratula en la historia de los videojuegos

Phoenix no puede ser más norteamericano, lo único que el falta es que en la caja tuviera una bandera con estrellas y barras rojas, fue diseñado y programado en Estados Unidos, y dado el nombre del programa, cabe decir que los estudios de Amstar estaban ubicados en Phoenix, estado de Arizona, aunque el Arcade esta claramente inspirado en programas nipones, después de Phoenix aparecieron muchos clones como lo fueron Griffon (Videotron, 1980), Vautour (Jeutel, 1980), Falcon (BGV, 1980) y multitudes de versiones para computadores caseros como Pheenix (ZX Spectrum, 1983) y Eagle Empire (Alligata Software, 1983).

Los primeros enemigos pueden resultar nada impresionantes
Al principio puede que confundamos la obra de Amstar con un clon de Space Invaders

La versión oficial para Atari 2600 mantenía toda la esencia del Arcade salvo las enormes diferencias técnicas entre ambas plataformas, por ejemplo, en el apartado gráfico la versión casera es mucho más limitada y menos colorida, se podría decir que es extremadamente básica pero en los ochenta así eran las cosas, los Arcades eran los dueños y señores de todo el espectáculo visual, jugablemente era otro cantar, aunque la nave protagonista parecía más una araña la sensación de estar frente al Arcade estaba muy conseguida.

Estas "aves" extraterrestres facilmente pueden aparecer en pesadillas
Estas “aves” extraterrestres fácilmente pueden aparecer en pesadillas

La mecánica consiste en cinco niveles donde en los cuatro primeros nos enfrentamos a hordas de enemigos en forma de aves gigantes extraterrestres, el quinto nivel es un jefe final, una nave nodriza gigante que deberemos ir despedazando en el menor tiempo posible, nada de complicaciones, una vez acabado esto volveremos al primer nivel con un poco más de dificultad, a diferencia de otros programas similares, la nave protagonista solo puede ser manejada de forma horizontal, no podemos avanzar ni retroceder, solo esquivar las hordas y disparos enemigos haciéndonos a un lado o utilizando un escudo protector que no viene nada mal cuando las cosas se van poniendo difíciles.

Aquí ya las cosas se ponen un poco feas ya
Aunque sumamente básico, Phoenix tiene un diseño que lo hace bastante terrorífico, ambientación muy conseguida para mostrar tan poco en pantalla

Otra diferencia con respecto al Arcade esta en la colocación de un suelo para justificar que la nave se pueda mover solo en dos direcciones posibles, en el Arcade original salvo la versión Japonesa carecía de un Joystick y solo disponía de unos botones de los cuales dos eran para el movimiento, al menos los programadores no se limitaron solamente a crear un port carente de sentido lógico, es muy normal preguntarse “¿pero si es una nave por que no puedo avanzar?“, Phoenix para Atari 2600 más que una versión es una interpretación del clásico de Amstar.

El jefazo final
Todo videojuego que se precie tiene una constante: Un jefazo final, Phoenix fue el pionero en este concepto (¿soy yo o el marciano de la nave esta riéndose?)

Amstar Software puede presumir de ser uno de los pioneros en algunos conceptos que hoy pueden parecer de lo más comunes, por ejemplo aquello de tener un “jefe final” a pesar de la jugabilidad simplista de los matamarcianos de la época, Phoenix fue el primer juego en introducir un último nivel con una enorme nave nodriza al mas puro estilo Arkanoid, también fue el primer juego en introducir diferentes niveles en vez de repetir el mismo una y otra vez como en el caso de Space Invaders y el clásico de Namco: Galaxian.

No me extraña que Phoenix haya sido el juego más pirateado y versionado en su época, la verdad es que en conjunto era una novedad en sí. Otra demostración que en occidente, desde siempre, se han hecho las cosas bien, otra joya más del enorme catálogo de Atari 2600.

Anuncios

Un comentario sobre “Conversiones meritorias: Phoenix (Atari 2600)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s